La Semana Santa

Publicadas en 20 de marzo, 2021

Nos encontramos a las puertas de la Semana Santa, el tiempo en el que se fusionan dos realidades: el amor y el dolor.


Por lo general, nosotros huimos del dolor; lo consideramos un enemigo de la vida, un enemigo de nuestra felicidad; no lo queremos sentir y nos aterroriza el percibir que se acerca y merodea en cada una de nuestras jornadas. 


La Semana Santa, podríamos decir que es la Obra maestra del dolor transformado en amor. Nos podemos preguntar ¿por qué nuestro Señor ha querido invitarnos a recorrer un camino de dolor si supuestamente lo que más anhelamos nosotros es la felicidad.


Jesucristo puso como condición para su seguimiento el que tomáramos la cruz y le siguiéramos. No lo dijo para hacernos la vida difícil, ni para fastidiarnos, sino todo lo contrario, nuestro Señor estaba buscando hacernos sumamente felices.


La semana santa nos enseña a descubrir la felicidad en medio del dolor. Jesucristo hablando con sus Apóstoles les dio el ejemplo del servicio cuando, en la última cena, se puso a lavarles los pies. De esta manera quiso abrirles los ojos a la realidad más maravillosa que se puede experimentar en la vida: la alegría del dolor en el servicio, la alegría del dolor en el amor y del amor en el dolor.


Nuestra felicidad, por tanto, está en el servir y muchas veces el servir es un ejercicio de dolor y de amor. Lo veremos claramente en el viernes Santo cuando todo él está cuajado de dolores. Así lo describe el profeta Isaías cuando habla del Siervo de Yahvé: como varón de dolores, familiarizado con el sufrimiento, cómo uno ante el cual se oculta el rostro menospreciado sin que le tengamos en cuenta. 

Todo esto nos lleva a reflexionar en que el rescate se paga con dolor; pero que el dolor es el camino del amor y el amor es la autopista de La felicidad.


Tenemos que aprender a valorar el dolor en nuestra existencia. Todos tenemos experiencia del dolor: dolores físicos unos o dolores morales o  espirituales,  por la pérdida de un ser querido o simple y llanamente ese dolor que el pecado acarrea y que nos lleva después al arrepentimiento. 


Por eso Jesucristo quiso darle al dolor su verdadera dimensión, la dimensión redentora, la dimensión de salvación. Nos ofrece el dolor como una oportunidad para crecer en el amor. 


Aceptemos el dolor en nuestra vida como una posibilidad para crecer en santidad y en la entrega a Aquel que “me amó y se entregó por mí”, como afirmaba San Pablo con rotundidad.


Les deseo a todos una muy feliz Pascua de Resurrección; más para ello, ya lo saben, es necesario abrazar el dolor, abrazar la cruz. 


En Cristo, P. Agustín De la Vega, LC

 

Prepara tu corazón y aumenta tu fe con "Cristo Vive, El Podcast", que podrás verlo desde nuestra app de Guadalupe Radio el 27 de marzo, visita la página para saber más ➡️ https://bit.ly/3s7oh9j


Obtén el 10% DE DESCUENTO EN TODO EL MATERIAL DE CRISTO VIVE EL PODCAST utilizando el código BLCV10  puedes encontrar todo el material AQUÍ

 
NO OLVIDES DEJAR TUS COMENTARIOS AL AUTOR SI TE INTERESAN ESTOS TEMAS

Más publicaciones

6 comentarios

  • Leticia valdivia : April 01, 2021

    Gracias padre Agustín por todo lo que nos regala todos los dias yo lo escucho he aprendido mucho. 🙏
    Le pido de favor ponga a mi fam. En oración por la conversión de todos por los matrimonios de mis hijos
    Por mis hermanos en México especialmente lo por mii hermano Alfredo 🙏🙏🙏
    y gracias me gusta mucho escucharlo Dios lo bendiga y cuide siempre padre Agustín 🙏🙏

  • Martha Acevedo : March 25, 2021

    Padre Agustin, sus palabras me llegan a el alma, gracias por compartir su Sabiduría que Dios le ha regalado y síganos compartiendo hacerca del dolor espiritual que es para mi el más difícil de afrontar, me encanta la oración que nos comparte en el Santísimo después del Rosario ala Divina Misericordia. Muchas gracias y que Dios lo colme de grandes bendiciones 🙏🏻😇

  • Teresa: March 23, 2021

    Padre Agustin,
    Gracias por sus palabras. Yo necesitaba escuchar algo como lo que comento. Es muy cierto que el dolor nos ayuda a cambiar , a ser mas comprensivos, y amar a los demas. Por favor reze por mi para que pueda cargar mi cruz de dolor fiscica.

  • Andrea: March 23, 2021

    Gracias padre, qué bonito!

  • Lilia Alcantar: March 23, 2021

    Padre Agustín, Que forma tan hermosa de enseñarnos a valorar el dolor y a prepararnos para esta cuaresma. Gracias!

  • Lilia Alcantar: March 23, 2021

    Padre Agustín, Que forma tan hermosa de enseñarnos a valorar el dolor y a prepararnos para esta cuaresma. Gracias!

Déjanos tu comentario

Buscar productos en nuestro sitio