Resucitar con Cristo

Resucitar con Cristo

Resucitar con Cristo
P. Mariano de Blass, L.C.

 

La alegría y el optimismo tienen su raíz en el domingo de Pascua. En el sepulcro quedan enterrados los pecados y las consecuencias de los mismos: tristeza, amargura, desesperación, pesimismo, depresión, rencores. Si hemos enseñado al mundo una cara larga, un rostro triste, llevémoslo al sepulcro de Jesús, y salgamos de ahí con un rostro nuevo, con un alma nueva.

Cuando nosotros nos dejamos atrapar por la amargura y la desesperanza vemos solamente una parte de la vida. Los apóstoles no veían, no sabían que Jesucristo era el punto fundamental de la historia. Nosotros nos olvidamos de la cosa más importante: que Dios existe y nos ama, que es omnipotente, que él puede transformar todas las realidades. Cristo demostró a cada uno de los apóstoles y santas mujeres que la tristeza no era la verdadera realidad. Cristo nos demostró que su Resurrección era lo más importante y que, por consiguiente, la alegría debía ser triunfadora y reina de la vida.

Pedro seguramente pensaba que la tristeza debía embargarle por dos razones: una, porque Cristo había muerto; y otra, porque él lo había negado tres veces. Por lo tanto, él tenía más razones que los otros para dejarse arrastrar por la desesperación. Jesucristo quiso regalarle a él solo una aparición para demostrarle que había esperanza, que él podía rehacer su vida y que contaba con Cristo como antes había contado: para mí sigues siendo el mismo Pedro de siempre a pesar de las negaciones. Solamente te pido que respondas a esta pregunta : Simón, hijo de Juan, ¿me quieres más que estos?

Después de la respuesta de Pedro: tú sabes que te quiero, Jesucristo le demuestra que todo seguía igual: apacienta mis ovejas. Esto significa que Pedro seguiría siendo el Vicario de Cristo en la Tierra a pesar de las negaciones, de las tristezas y los quebrantos.

En nuestro caso, Jesucristo nos quiere decir exactamente lo mismo: a pesar de nuestras dificultades, problemas, fracasos, pecados Él nos sigue amando. Él nos sigue dando la oportunidad de ser santos, de ser apóstoles, de ser intensamente felices a pesar de todo.

Obtén un 15% de descuento en nuestra colección de cuaresma 
Regresar al blog

5 comentarios

Muchas gracias Padre Mariano por el excelente mensaje que Dios lo llene de su Sabiduría.

Martha Acevedo

Gracias padre por esta Hermosa reflexion cuaresmal la cual nos invita a acrecentar nuestra fe y amar nuestra religion pero sobre todo a nuestro señor Jesucristo. Dios lo bendiga a usted y a todos los sacerdotes.

Maria Jimenez

Gracias Padre Mariano por regalarnos esta hermosa reflexión. Cuente con mis oraciones.

Lilia Alcantar

Excelente pensamiento para reflexionar. Gracias Padre por compartir su talento.

Jose Salcedo

Bellísimo pensamiento mis Rosario para los Sacerdotes Santos como usted.

Elvia Ortega

Deja un comentario