La Agonía

Publicadas en 08 de marzo, 2020

Por P. Lorenzo Gómez, L.C.

 

“La agonía es cuando me he despertado a un nuevo espacio nunca antes visitado, donde me encuentro sofocado de angustia con la sensación de parálisis de mente y voluntad. La fe, el amor a Cristo, el valor de la cruz son pensamientos lentos que no puedo abrazar, pues todo lo acelera la asfixia espiritual. Solo quiero con ansiedad horizontes amplios bañados de luz y claridad que no se me dan. Es un lugar antes de la muerte y la vida que controlaba. La agonía es como un campo de batalla desconocido para luchar solo contra la desesperación.”

 

“Ver a Cristo en la Cruz agonizando con los brazos y pies clavados, cegado por su sangre que le escurre de la frente, en medio de las tinieblas que cubrieron la tierra ese Viernes Santo y su alma viendo las muecas burlonas de los demonios, el abandono sensible del Padre, la hora de Satanás con el peso de todos los pecados de la humanidad. No entiendo cómo pudo querer sufrir hasta querer esa agonía que comenzó en Getsemaní y fue aumentando gradualmente aprisionándolo hasta estrujarlo el viernes a las tres de la tarde, cuando su amor por nosotros quedó saciado de dolor y dijo: ‘Todo se ha cumplido’. Cristo sufrió al grado de su amor. Un amor infinito pidió un dolor infinito. Como se ama se sufre. Cristo amó como Dios y sufrió ese amor haciéndolo caber en una humanidad como la nuestra. No se puede comprender ni imaginar. Pensarlo es una invitación a rezar con el rosario de la Divina Misericordia y ofrecer la oración por los agonizantes: ‘Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero’.” (Del libro Para bien morir).

 

¿Has pensado? ¿Te has preparado para el peor momento de tu existencia? Me refiero a la agonía, palabra que significa lucha. ¿Has presenciado la agonía de alguna persona? No es agradable, pero un momento tan terrible y desconocido debemos esperarlo con paz. ¡Sí se puede! Porque Cristo venció la muerte con su muerte. Aprende cómo; yo lo he hecho aprendiendo los consejos de los santos; ¿quién mejor que ellos? Te lo comunico en mi libro Para bien morir, un libro para bien vivir.

___________________________________________________________________________________________

 
El P. Lorenzo Gómez es sacerdote, legionario de Cristo quien ha dedicado gran parte de su vida al servicio a la comunidad y a la salvación de las almas. Actualmente, contamos con su apoyo incondicional en Guadalupe Radio, donde aparte de sus programas de radio, ha escrito una gran cantidad de libros que han sido de gran ayuda para muchos. Conoce su material haciendo clic  AQUI

Más publicaciones

3 comentarios

  • José Ávila : March 10, 2020

    Excelente reflexión padre bendiciones mil

  • José Ávila : March 10, 2020

    Excelente reflexión padre bendiciones mil

  • Margarita m. hernandez: March 10, 2020

    Muy conmovedora meditacion.
    Gracias padre Gomez.

Déjanos tu comentario

Buscar productos en nuestro sitio